domingo, 17 de febrero de 2008

Marta Tikkanen. De "La Historia de amor del siglo"



NOS PUSIMOS a vivir juntos
no porque nosotros
lo quisiésemos
sino porque
no podíamos dejar de hacerlo

Nosotros no nos vamos
cada uno por nuestro lado
aunque es lo que queremos
porque todavía no podemos prescindir
el uno del otro

Si esto es odio
¿cómo es entonces el amor?


A MÍ ME FUE fácil
al principio
bastaba con amar
Era bien fácil
amar
cuando una siempre había estado rodeada
de amor
y cuando había aprendido muy temprano
que el amor era lo más grande
y lo más alegre
y lo mejor que había

Mientras hubo amor
todo fue bien
Pero luego se convirtió en odio
y el odio estaba prohibido
cuando yo era pequeña

¿Cómo proceder
con un odio
que no puede existir?

No se dicen palabras feas
No se blasfema
No se pega
No se grita
No se dan portazos, desde luego
No se deja traslucir nada en la cara
No se tira ninguna cosa
naturalmente

Hay que tratar de ser verdaderamente amable
cuando se odia

Hay que tragarse el odio
comérselo
no manifestarlo
no admitir nunca su existencia

A mí no me fue fácil
odiar
pero lo fatal fue
no hacerlo.


Marta Tikkanen, nacida en 1935, pertenece a la minoría finlandesa de expresión sueca. Ha escrito guiones, textos dramáticos, colaboraciones periodísticas y dos novelas: Los hombres no pueden ser violados y Caperucita roja.
La historia de amor del siglo. Editorial Hiperión. Traducción de Francisco J. Uriz. Lamentablemente, descatalogado. Fue publicado en 1978.

La ilustración pertenece al cómic The Alcoholic de Dean Haspiel

3 comentarios:

Ana Pérez Cañamares dijo...

Uno de los mejores libros que he leído en mi vida. Sobrecogedor, valiente, lúcido, maravilloso.

safrika señorita dijo...

Sí, es un libro impresionante. Ayer lo estuve releyendo para subir algunas cosas aquí. Me parece todo revuelto y conformando a un ser humano, una mujer... todo muy básico y mezclado. Como cuando pones pintura de varios colores y al principio no se mezclan si no que comparten cubo. Un color sobre el otro, rojo sobre blanco. Odio, amor, culpabilidad, compasión, admiración... Un libro también con poemas muy tristes. Con poemas muy valientes. Imprescindible.

Dr. Livingstone Supongo dijo...

En efecto Gran Libro. Tikkanen muestra una distancia incierta respecto su marido, elastica y desconcertante, tan pronto destila ternura y piedad tan pronto desemboca en un odio feroz. En todo caso ella es la protagonista